Noticias

Estrés calórico en aves

El estrés calórico es uno de los principales problemas metabólicos en pollo de engorda, los cuales resultan en pérdidas significativas del comportamiento productivo.

La evolución de la avicultura resultó en un pollo de engorda de rápido crecimiento y gallina de postura con gran eficiencia para convertir el alimento en proteína animal. A pesar de eso, han surgido una serie de problemas metabólicos, siendo el estrés calórico uno de los principales, ya que resulta en pérdidas significativas del comportamiento productivo (Mondragon N., 2019).

El estrés calórico se presenta por la interacción entre la humedad, temperatura, la velocidad del aire y el calor del metabolismo del ave. La temperatura óptima para el rendimiento de las gallinas es de 19-22°C y en caso de pollo de engorda de 18-22°C (Revisión de Charles, 2002).

Cuando dichas condiciones se presentan en las aves, pollo de engorda o aves de postura, estas hacen el esfuerzo por mantener su temperatura corporal en niveles normales, para intentar mitigar los efectos del estrés y mantener el funcionamiento de los órganos.

Granja avícola.

Algunos efectos que tiene este desafío son mortalidad alta, disminución de consumo, ganancia de peso deficiente, detrimento de calidad de la canal y de cascarón en gallinas de postura, un menor porcentaje de postura y peso de huevo ligero (Revisión de Howlider y Rose, 1987; Marsden y Morris, 1987; Shane, 1988; Yahav, 2000a).

Se ha demostrado que animales bajo condiciones de estrés calórico redireccionan la sangre hacia la periferia corporal con el propósito de maximizar la disipación del calor. En consecuencia, la reducción en el flujo de sangre al epitelio compromete la integridad de la barrera intestinal (Liu et al., 2016).

Una reducción en el tamaño de las vellosidades y de la profundidad de la cripta indica un daño al epitelio intestinal, lo cual contribuye a la permeabilidad (Liu et al., 2016). Este daño no solo afectara a la reducción de las vellosidades sino a todas las células que se encuentran en ellas, como son las células caliciformes responsables de la produccción de mucina, una de las principales barreras del intestino, generando una menor producción de mucus, disminuyendo la barrera de protección e incrementando el paso de patógenos a través del epitelio.

Disminución de los problemas digestivos a través del agua de bebida

Con alto contenido en polisacáridos sulfatados marinos extraídos de las algas capaces de estimular la secreción de mucina, SeaLyt incrementa la capa y la consistencia de la mucosa, protegiendo así el epitelio intestinal. Gracias al mantenimiento de su integridad, la mucosa intestinal se convierte en una barrera eficiente que regula la absorción de nutrientes. Además SeaLyt aporta una fuente de energía fácilmente asimilable, favorece la regulación del tránsito intestinal y potencía la rehidratación del animal.

La determinación del número de células caliciformes y el tamaño de vacuolas representa la funcionalidad de la capa de mucina, la cual desempeña un papel crucial en la protección del intestino frente a agentes patógenos (a través de la inhibición de la unión y colonización de los patógenos en el epitelio intestinal).

Conclusión

SeaLyt mejora la integridad intestinal aumentando la secreción de mucina y reforzando así su función barrera, mejorando el comportamiento productivo de las aves.

Más información

 

*Consulte la disponiblidad de SeaLyt en su país de origen.